En un contexto de innovación compulsiva, continua, frenética y obsesiva desde hace más de 10 años, se termina uno preguntando ¿Por qué seguimos hablando de innovación? … ¡Si es que la innovación ya no es nada innovadora!

Nos deberíamos centrar en analizar los factores que hacen posible que las empresas que se niegan a innovar puedan mantenerse a flote aferrándose al pasado y ofreciendo exactamente lo mismo al mercado año tras año, versión tras versión… sin innovar…. sin cambiar ni una coma…

Nadie habla de los televisores en color, ¿no? Pero sí que hablaríamos de una marca que siguiera vendiendo un trasto en blanco y negro…

¿porqué no creamos el concepto de la negativa al cambio “INVIEJIZACIÓN”?

INNOVACIÓN

Bromas aparte, la innovación es ya tan inherente y necesaria para sobrevivir, que es como la valentía en los militares, se debería presuponer…

Y realmente confieso que de INNOVACIÓN  no tengo ni idea… al no llevar bata blanca y no haber pedido ningún NEOTECH al CDTI, me confieso desconocedor de lo que algunos entienden por innovación, códigos fuente, algoritmos, fórmulas químicas o matemáticas… me metí en wikipedia (http://en.wikipedia.org/wiki/innovation ) y me quedó todo claro:  Me quedó claro que no tengo ni idea de a lo que la gente se refiere cuando hablan de innovación…

Porque para mí innovación siempre ha sido algo tan simple como “un copiar y pegar sofisticado” un “adaptar algo ya inventado a otra cosa para mejorarla “

Si a un “iluminao” de pronto se le ocurre usar un soplete no para soldar, sino para cocinar… eso es un ejemplo de lo que para mí siempre ha sido innovación.  Usar “algo” ya existente para mejorar otra “cosa” existente… porque no nos engañemos… de la nada no innova mucha gente…

Las cámaras digitales se desarrollaron, el I+D, para no necesitar revelar en los viajes espaciales. Adaptar la tecnología a las cámaras con las que hacemos fotos a nuestros hijos y el después incluirlas en los móviles esto es “i” minúscula… y esta vez en cascada….

Y esto vale para todo; vale para productos, para servicios… y vale para modelos de negocio, y también vale para estrategia. Se puede adaptar la estrategia de caballo de Troya que tuvieron los precursores del  VHS de regalar el estándar a los fabricantes de vídeos para imponerse a los mejores Video2000 y Betamax o adaptar la estrategia de “pseudoregalar” las impresoras para después vender toners al sector de los operadores móviles que te “regalan” los terminales.

A título personal, he visto incluso clonar la idea del freemium (Free + Premium), que a su vez Spotify clonó de otro lado, para usarla en una plataforma de venta de frutas online… en todo esto también estamos hablando de la famosa “i” minúscula del I+D+i…

Y uno que lleva toda la vida convencido de que se dedica a la innovación y se ve inútil para desempeñar el puesto “experto en innovación” acaba de darse cuenta escribiendo de que no hace nada diferencial. Simplemente es no “inviejiar”.

STARTING UP

Aunque trabajar en innovación de modelos de negocio, en el mundo del StartUp es la forma más divertida de ganarse la vida… bueno,…  hay formas más divertidas… dejémoslo en que: siendo calvo y gordo es de lo más divertido que uno puede hacer para ganarse la vida DIGNAMENTE…

Y un StartUp es divertido por la combinación de las dos principales características que lo diferencian de la empresa consolidada:

  1. El StartUp no tiene histórico de referencia sobre el que basar el futuro ni HISTORIA a la que servir (clientes que respetar, promesas que cumplir); y por otro lado,
  2. El pobre StartUp no tiene ni un duro para hacer frente a todas las “pajas mentales” que le permite la carencia de histórico y de sus restricciones

Y a mi modesto entender, creo que dinero para un StartUp, como el agua en la vid, ¡¡el justo!! Las mentes creativas lo somos para idear modelos de negocio y para idear modelos de desembolso…

Esta esquizofrenia entre el tener todas las posibilidades mentales y todas las restricciones financieras es la que hace divertido este mundo, pero le hace dependiente de tener las herramientas necesarias para tomar decisiones de forma muy muy muy eficiente, a un StartUp no le basta con ser eficaz.

IDEA WORTH SPREADING

Y esto es lo bonito del StartUp;  y es, como reza el eslogan de TED, “Mi idea worth spreading”: cuando estás starting Up TODO ES POSIBLE.

Si tu visión merece la pena, habrá mucha gente trabajando en ella y el universo conspirará para que el que mejor la afronte la consiga… puede que no seas tú, pero el que mejor afronte el camino conseguirá imponerla… no le llames copión, llámale Majestad!!!…

En el 2000 “visioné” algo muy similar a lo que ahora es Spotify (incluso con algún elemento adicional que creo que terminará llegando), tenía claro que era el futuro de la música… fui a hablar con una de las grandes discográficas y casi me echaron a patadas de la oficina… y más o menos ahí lo dejé…

Porque es que TODO seria posible si TU supieras diseñar el camino de supervivencia hasta el objetivo final… Y si sabes realmente a dónde ir, si conoces tu DESTINO, TU OBJETIVO FINAL… eso ya es la repera… chupi!!!… Guay!!!!  Limonera.

Porque es precisamente este el inicio de la estrategia, EL ORIGEN DEL CAMINO ES SU DESTINO.

ARTE DE SABER PRESCINDIR

Aunque este documento trate de estrategia, no voy a hablar en todo él ni de fórmulas matemáticas ni teorías estratosféricas de Porter y sus 5 fuerzas, de la matriz BCG, del SWOT, el canvas etc…….. van a tener que esperar… como probablemente las setas también…

Para mí,  la estrategia es  “EL ARTE DE SABER PRESCINDIR [en función de un objetivo firme a largo y flexibilidad a corto buscando siempre asegurar la supervivencia]”.

  • [arte]= la estrategia es una mezcla entre arte y ciencia
  • [saber] = que necesita TENER el CRITERIO adecuado para saber decidir en cada momento… porque hay muchas decisiones que tomar y no hay tiempo para montar una reunión para decidir cada cosa.
  • [prescindir] = la escasez de recursos obliga decir que no a “oportunidades apetecibles”.
  • [objetivo firme] = sólo un OBJETIVO A LARGO PLAZO FIRME es la fuente de un criterio consistente para la toma de decisiones y debe funcionar a modo de estrella polar en cada momento…
  • [flexibilidad a corto] = sin cierta CINTURA para adaptarse a lo que va viniendo A CORTO PLAZO será imposible mantener rigidez a largo.
  • [supervivencia] = la SUPERVIVENCIA es el único objetivo jerárquicamente cercano al objetivo final.

Teniendo un objetivo final de referencia, el emprendedor,  para garantizar la supervivencia de su proyecto, tiene que ser rápido y flexible para configurar el proyecto en función de las circunstancias cambiantes.

Tener un criterio claro es lo único que le permitirá tomar decisiones estratégicas sobre la marcha… es muy importante, por lo tanto, construir un criterio de lo que es vital mantener a lo largo del camino y qué es coyuntural o accesorio, lo positivo de lo negativo…. Hay que tener una hoja de ruta, buena información, buen copiloto(s), un coche preparado y todo lo necesario en la mochila.

LA MOCHILA

Porque para todo viaje hay que preparar una mochila.

Preguntamos ¿playa o montaña? Si nos vamos de fin de semana, incluso vemos el telediario hasta el final para consultar el tiempo, la DGT para el tráfico… hasta nos vacunamos si vamos al amazonas…

¿y no analizamos escrupulosamente las necesidades a muy largo plazo que va a tener nuestro proyecto por el que vamos a apostar nuestra vida, hipotecar la casa y perder el pelo que nos queda?

No lo entiendo…

Para hacer la MOCHILA hay que conocer el DESTINO, hay que conocer las “diferentes etapas” que conforman el CAMINO y entender sus implicaciones.

Imagino que conoceis el chiste del tío que va por el desierto buscando un oasis y se va encontrando vendedores de corbatas cuando lo que tiene es sed… cuando finalmente ve un Oasis no le dejan entrar porque hay que llevar corbata para entrar…

Tenía que haber sabido que en ese Oasis iba a necesitar corbata al inicio o haberle preguntado a cualquiera de los 10 vendedores que se encontró por el camino por la surrealista razón que les hacía vender corbatas en el desierto…

Y hablando de desierto, otro ejemplo es una prueba de trabajo en equipo que te hacen la primera semana en algunas escuelas de negocio.

El juego consiste en que a cada alumno le dan un listado de 15 cosas que han sobrevivido a un accidente de avión en el desierto… tienes agua, tienes una balsa hinchable, pistolas de bengalas, pistolas de balas, lonas, cuerdas, muñecas hinchables y otros elementos variopintos…

El juego es que cada uno de los participantes haga una lista de prioridades, posteriormente se consensuan las listas por grupos y finalmente se discute en la clase una única lista.

Esta lista se compara con la opinión de un experto… un marine americano…

El resultado es que 50 alumnos se vuelven locos haciendo su lista… 8 equipos casi terminan tirándose de los pelos por imponer sus criterios: que si el agua, que si con la botella de plástico se puede conseguir agua por la noche, que si la pistola … y NADIE SE PREGUNTA SI TENEMOS QUE QUEDARNOS DONDE EL AVIÓN O BUSCAR AYUDA…

50 Masters del Universo que saldrían a correr a 60º sin sombra sin plantearse si no sería mejor quedarse paraditos y sobrevivir lo mejor posible hasta ser rescatados.

Y es que decidir una u otra opción genera MOCHILAS muy diferentes. Cada camino tiene su MOCHILA y cada DESTINO tiene múltiples CAMINOS…

The KEIMCUBE

Y es que lo que nos pasa cuando ideamos es que después no sabemos por dónde empezar, qué camino coger.

modelo de caminos alternativos para el objetivo final

Como se ve en la imagen la estrategia, tiene que tener un OBJETIVO FINAL (destino) y un INICIO (situación de partida, que en el StartUp está muy cerca de la nada). Para simplificar he supuesto que el objetivo final se puede explicar en 3 variables (x, y, z) y es:

Posicionarse como el líder en una gama de productos “x” para un target “y” en un área geográfica “z”. Digamos que alcanzar el DESTINO sería llegar al punto (100%, 100%, 100%) desde el punto (0%, 0%, 0%).

O sea que conseguir el 100% de la expansión geográfica objetivo, abarcando el 100% de nuestro target objetivo y ofreciéndoles el 100% de nuestra gama de productos objetivo es el punto en el que decimos: ME PLANTO!!!

El cubo intenta escenificar que hay infinitos caminos para llegar desde (0,0,0) a (100, 100, 100):

  1. Puedes empezar por ir abarcando todo el target potencial (todos sus segmentos) en un área geográfica determinada con un único producto de la gama y esto equivaldría a avanzar por el eje y hasta la esquina (objetivo intermedio)
  2. Puedes intentar abarcar todo el target potencial (los tipos de clientes) en un área geográfica determinada con un único producto de la gama y esto equivaldría a avanzar por el eje y hasta la esquina
  3. Puedes empezar por ir abarcando toda la geografía objetivo, con un segmento de target (centrarte en jóvenes universitarios) con un único producto de la gama y esto equivaldría a avanzar por el eje z hasta la esquina

A partir de llegar a este objetivo intermedio (ideal), y sea cual sea comenzaría la segunda etapa del camino con la misma filosofía.

La realidad es que jamás se puede ajustar uno tanto a los ejes, pero lo importante es no divagar por la inmensidad del interior del cubo, estando más o menos en una parte de los lugares dónde quiero estar y ofreciendo a más o menos suficientes segmentos una gama más o menos extensa de productos… la línea recta es el peor camino…

Y es esto último lo que hacen las empresas generalmente… navegan en medio del cubo… se pierden… y la mayoría de las veces, desaparecen!!!

Si, el 70% es el número más positivo de entre lo que considero realista que me ha llegado de supervivencia de empresas de nueva creación, son muchas más, porque las ideas empresariales son tan validas y tienen tanto potencial como las empresas constituidas… y casi ninguna de las dos existirá en 3 años…

Volviendo al modelo, sea este más o menos realista es importante entender que los cantos del cubo son los caminos más eficientes. Son las opciones en las que la comunicación es más eficiente, el proyecto es más abarcable, aprieta más de lo que abarca, son más susceptibles de crear economías de escala y de red y permites más fácilmente propiciar la viralidad.

EL CAMINO HACIA EL OBJETIVO

A la hora de encarar el diseño del camino, es EXTREMADAMENTE IMPORTANTE tener muy presente que estás basando el objetivo final sobre HIPÓTESIS que sólo se van validando al andar. A partir de empezar a andar hay que ir constantemente monitorizando la veracidad de las hipótesis sobre las que has montado el camino y actualizar este en función de los cambios que se den en ellas.

Y es ahora cuando es importantísimo trabajar el modelo final ideal y detectar las claves, los Key Success Factors para la consecución de este modelo objetivo.

La estrategia ideal consiste en ir construyendo y solucionando cada uno de los factores claves de éxito sin morir en el intento… y digo sin morir en el intento porque el camino es difícil… y muchas veces no se es consciente de que el mejor camino no es la línea recta, el mejor camino es la SUPERVIVENCIA. Para sobrevivir hay que cumplir las masas críticas a lo largo del camino, hay que tener acceso a las puertas intermedias y conocer sus criterios de acceso, hay que tener la mochila preparada, hay que apretar más y abarcar menos hay que aprovechar las posibles economías de escala y desarrollar las de red, la viralidad etc etc.

Y la supervivencia requiere una firmeza estratégica. Requiere saber si ¿vamos a setas o qué?, pero una gran cintura y flexibilidad táctica. Requiere foco, requiere dimensionar el target a los recursos disponibles y requiere entender la rentabilidad en términos de objetivo final, y no siempre económicos, de cada decisión.

Necesitamos una buena definición del objetivo final y de las claves para conseguirlo, para construir sobre ella un criterio firme de decisión ante las oportunidades…

Y es importante tener criterio en los momentos de resaca o cuándo ya van pasado los meses de proyecto y han caído los ánimos comemundos a un nivel un poco por debajo de la realidad. Siempre aparece la “oportunidad” que no es “core”, pero a la que podemos dedicar 3 meses de desarrollo por si sale…

Es ahí cuando hay que tener muy claro que CADA PASO QUE DES TIENE QUE EQUIVALER A UN PASO Y MEDIO HACIA EL OBJETIVO… ningún paso que no te acerque al objetivo es aceptable, si te aleja ni te cuento…

EN LA BÚSQUEDA DEL OBJETIVO FINAL

Y aunque llevamos muchas líneas diciendo que el objetivo final es el origen de la estrategia, hemos elegido explicarlo al final.

El proceso estratégico es parte del Objetivo Final del proyecto, de la persona, de la empresa, o incluso hay gobiernos que tienen estrategia. Puede haber gobiernos con estrategia, puede que los haya, pero lo que no hay es estrategia sin objetivo, no la hay aunque la nombres.

Y ese objetivo final no puede ser fijado y “BUENO, DESPUÉS YA VEREMOS LO QUE HACEMOS!!!

EL OBJETIVO FINAL tiene que ser un objetivo de “YO ME PLANTO AQUÍ”, de “SOY FELIZ”, tiene que ser un objetivo de “VENDERÍA MI ALMA POR ELLO”.

¿es que nadie se da cuenta de que decir “BUENO, DESPUÉS YA VEREMOS LO QUE HACEMOS!!! es el origen de la deriva, el inicio del naufragio?

Para llegar al DESTINO no es muy recomendable meterse en la ducha esperando a que te llegue la iluminación o se te acabe el gas…

Como METODOLOGÍA DE DEFINICIÓN DE OBJETIVO FINAL recomendaría elegir un sector conocido o familiar al promotor o cualquiera que le resulte interesante.

Puede ser la música, las redes sociales, la fruta, la automoción, la tecnología, la carpintería, la cocina… la publicidad, cualquier sector que sea de afinidad o no. Una vez elegido el sector hay que pasar a ANALIZAR LOS POSIBLES CAMBIOS Y TENDENCIAS VENIDERAS que afecten al  MUNDO en general, y al SECTOR en particular, en los siguientes 20 años.

Cómo va a afectar la universalización de internet, del móvil y las redes sociales, como afectarán las energías renovables y la escasez del petróleo, cómo la conciliación de vida laboral, la globalización y la democratización de los países árabes, las ciudades inteligentes, el crowdsourcing, envejecimiento de la población, etc, etc, etc, etc, etc…

Estás buscando tu VISIÓN de ¿CÓMO VA A SER EL SECTOR EN 20 AÑOS?

Y teniendo la VISION tienes que buscar tu sitio en la foto, tienes que elegir la MISIÓN: ¿qué papel quieres que tu proyecto, empresa, persona, juegue en este futuro a 20 años?, ¿qué problema quieres solucionar?, ¿Qué necesidad satisfacer?, ¿qué quieres ofrecer?

Y la definición exhaustiva y minuciosa de esa respuesta es TU OBJETIVO FINAL… La definición exhaustiva y minuciosa de tu MISIÓN es el DESTINO  al que aspira tu proyecto. Durante el camino tendrás que ir monitorizando las hipótesis sobre las que has basado el DESTINO y actualizándolo. Va a ser divertido y muy estresante luchar por llegar al destino y, paradójicamente, estamos ante el ORIGEN de la estrategia. Y AL FIN DE ESTA CHARLA!

Advertisements