Desde una perspectiva abierta uno se confronta en países como España con la realidad de que no existe una visión pura de lo que es la innovación.

 

la definición de la wikipedia es la siguiente:

Innovación es la aplicación de nuevas ideas, conceptos, productos, servicios y prácticas, con la intención de ser útiles para el incremento de la productividad. Un elemento esencial de la innovación es su aplicación exitosa de forma comercial. No solo hay que inventar algo, sino, por ejemplo, introducirlo en el mercado para que la gente pueda disfrutar de ello.[cita requerida]
La innovación exige la conciencia y el equilibrio para transportar las ideas, del campo imaginario o ficticio, al campo de las realizaciones e implementaciones.[
cita requerida]
Innovar proviene del latín innovare, que significa acto o efecto de innovar, tornarse nuevo o renovar, introducir una novedad.

 

El 12 de Junio 2008 asistimos a los Desayunos Europeos organizados por el foroinnovacion (presentado por nuestro amigo Martín García Vaquero) y la asociación de Cámaras de Comercio en la sede de la Comisión Europea en Madrid.

 

La percepción que tenemos es que, por la idiosincrasia española en este país vemos la “innovación” y su fomento como una actividad eminentemente “subvencionable y subvencionada, muy relacionada con la investigación y desarrollo” y poco  como una actividad inherente y necesaria al desarrollo.

 

D. Juan Soto Serrano. (Presidente de ENTER. Centro de Análisis de la Sociedad de la Información y las Telecomunicaciones del Instituto de Empresa y alma de HP España desde hace años) indicó en estos desayunos que esta innovación no era algo “nuevo” sino que era el motor de la “evolución de las especies” plasmado en los cambios y mutaciones genéticas que daban ventajas competitivas a unos especimenes sobre otros de su especie, dándoles mayores facilidades de perpetuación de su masa genética en el pool de su especie y por lo tanto evolucionándolo.

 

Desde la Comunidad de Madrid el ponente (de cuyo nombre, lamentablemente, no puedo acordarme describió la estrategia de la CAM en materia de innovación y la verdad es que impresionó la coherencia de la misma. Un fomento de sectores clave, establecimiento de parques tecnológicos, subvenciones a I+D etc etc.

 

Sin embargo salimos con un sabor de boca muy agridulce.

 

¿Qué pasa en España? ¿Porqué somos tan aversos al cambio en las empresas?

 

Porqué hay que fomentar la innovación cuando es un mecanismo natural por el que las empresas buenas tienen que sobrevivir frente a las “malas”.

 

El fomento de la innovación me suena a vacuna, medicina, que hace que los que la naturaleza rechazaría tengan una vida más llevadera… o incluso tengan vida… pero no estamos hablando de seres humanos…

 

Quizás nuestras empresas estén enfermas…

 

Cuando nos sorprendemos no estar al nivel de Alemania muchas veces es importante recordar que hace 34 años estábamos en una dictadura a años y años luz de Europa.

 

Consideramos que en España la innovación se ve como algo técnico, tecnológico, lejano al mercado.

 

EL PULL Y PUSH DE LA INNOVACIÓN

 

Las estrategias de fomento de la innovación son eminentemente push (obligar a innovar, a desarrollar innovación y subvencionar para que se desarrollen nuevas ideas) y no tanto pull (de fomento a la demanda de innovación).

Considero que hay graves carencias de los aspectos pull del fomento de la innovación. Creo que es importante formar o motivar o enseñar o lo que sea a la detección de las necesidades de innovación y las áreas donde consideramos que nuestra empresa necesita cambiar, adaptarse e incluso anticiparse y vencer.

 

Y es que es difícil lo de las peras y el olmo… El español medio (y no tan medio) no está para innovar… a pesar de que siempre nos consideramos muy creativos, somos un poco olmos…

 

El español actual ha pasado por una formación en la que primaba la cantidad de materia sobre la dialéctica y el razonamiento. Los n temas, saber integrar o invertir una matriz y acordarse de las 100 características básicas de un empresario o la formula de la regeneración de la costra lunar en período de solsticio de Marte ha primado sobre comprender, entender, razonar y emprender.

 

Cuesta no nombrar experiencias personales acopiadas en 5 años de “plan antiguo” los cuales fue posible superar holgadamente sin emitir ni una sola valoración, pero eso sí… reconozco que en un momento dado supe de memoria más de la mitad de las 100 características que el libro de economía de la empresa sellaba cómo las del empresario. No estaría escribiendo aquí sin haber sabido más de 51. Sin embargo para ser empresario no creo que cuente con más de 25.

 

Y vuelvo a la pregunta: ¿y cómo fomentar que las empresas detecten estas necesidades de innovación?

 

Y peor: ¿y una vez detectadas? ¿Cómo conectarlas con los expertos en innovación, con los que de un plumazo (o no) te cambian el proceso, producto?

 

¡Eso ya es mucho preguntar!

Advertisements